La corteza de pino en nuestros parterres los protege y decora.

Los cubresuelos y la corteza de pino decorativa son productos creados para el mulching o acolchado de tiestos, jardineras y parterres. Favorecen el ahorro del agua de riego, regulan la temperatura del suelo (calor excesivo en verano y frío en invierno) y disminuyen la emergencia de hierbas no deseadas. Los cubresuelos y mulchings abarcan distintos tipos de cortezas de pino calibradas en diferentes tamaños, chips de coco, astillas de madera, brácteas de piña u otros materiales.

Otra de sus propiedades interesantes, además del ahorro de agua, es que al descomponerse lentamente como materia orgánica enriquecen el suelo y ayudan a alimentar a nuestras plantas. Antes de esparcirlo por el suelo, deberías hacer algunas cosas para que puedas sacarle mayor provecho al mulching. Es aconsejable, por ejemplo, adecuar la superficie donde vayas a colocar las cortezas, dejando el terreno limpio y uniforme. Se recomienda el uso de elementos de separación como bordillos, cercas de madera, rocalla, etc. para proteger la corteza ante posibles adversidades climatológicas. Y a continuación, extiendes una capa de 3-5 cm de corteza. Revisa cada año el estado de la corteza, y si es necesario le añades más material para mantener sus propiedades.