¿Echas las semillas del césped pero no crece tan denso como querías? Es un clásico. A los pájaros les encanta el grano, y en cuanto es­parcimos las semillas por el jardín empiezan a aparecer de todos lados y se comen todo lo que pueden. ¡Pero hay solución! Pregunta en tu centro Jardinarium por las semillas de césped con repelente de aves, un producto que además suele llevar un vigorizante que acelera el nacimiento del nuevo césped.