Carreras de sacos, morder antes que nadie la manzana colgada de un hilo, el juego del pañuelo... ¿Recuerdas lo bien que lo pasabais tú y tus amigos con estos juegos? ¡Recuperemos algunos juegos clásicos y hagamos que los peques se lo pasen como nunca jugando al aire libre! Y otra refrescante idea: pon pequeños muñecos dentro de la cubitera en el congelador y deja que los peques se diviertan refrescándose mientras los rescatan del hielo.