Elige bien tus plantas para que den lo mejor de sí en macetas.

Ya sabemos que es imposible que las plantas den los mismos resultados en maceta que en el jardín. La cantidad de tierra, el nivel de retención de humedad y otros factores les afectan. Pero si quieres una terraza frondosa como un jardín, ¡hay algunas plantas que te darán mejores resultados que otras! Las petunias, por su abundante floración y resistencia, son un clásico de las flores de temporada (deberás desecharlas al final del verano y cambiarlas por otras flores de la nueva temporada). La begonia florece todo el año, pero plántala en semisombra, porque no aguanta bien a pleno sol. El exuberante follaje del agapanto, así como sus flores de azul intenso o blancas, ayudan a llenar de belleza cualquier terraza. Y para llenar, las cintas, que con sus largas hojas ralladas convierten cualquier rincón en un frondoso espacio.

El callistemon o escobillón rojo es una de las plantas de exterior resistentes al sol que puede ayudarte a dar frondosidad a tu terraza, porque puede llegar a medir hasta 3 metros en maceta, y florece con unos espectaculares “cepillos” rojos. Y no nos olvidemos de la buganvilla, una trepadora que vive bien en macetas y llena paredes y celosías con sus flores de colores fucsia, rosa o blanco.